Sidebar

 

 

Dicha tragedia sucedía un sábado 25 de enero de 1997 cuando el periodista y reportero gráfico salía de una fiesta de Pinamar organizada por el empresario Oscar Andreani. Horas más tarde siendo las 5 de la mañana, un grupo de individuos lo esperó frente al departamento en el que vivía y antes de que ingresará al  mismo lo rodearon, golpearon, y metieron en un auto Ford Fiesta blanco. Luego, los delincuentes estacionaron en un camino que conduce a la hoy, laguna salada grande, para esposarlo, dispárale dos balazos e incendiarlo, estando aún vivo, dentro del mismo vehículo.



 El lamentable hecho recorrió todos los medios nacionales y fue tanto su repercusión que se la considera más importante que la muerte de Juan Perón.

Gladys Cabezas hermana de José Luís expresó por Radiofmtotal: “fue algo muy doloroso pero lo peor es que aún no hay justicia porque la justicia no fue justa y porque los condenados no cumplieron la condena que debían cumplir”

Recordó que los involucrados por el crimen y hoy gozantes de la libertad, son Alfredo Gregorio Ríos (jefe de custodios y autor intelectual del crimen ), Aníbal Luna (ex policía), Gustavo Prellezo (ex policía , coordinador del plan criminal y ejecutor de los dos tiros), Alberto Gómez (responsable de la comisaría de Pinamar en el momento del crimen y liberador de la zona), Silvia Belawzky( ex policía y ex esposa de Gustavo Prellezo), Sergio Camaratta(ex oficial de policía bonaerense), Héctor Retana (miembro de los Horneros”), Sergio Gonzales (miembro de los horneros”), José Luis Auge(miembro de los horneros), Horacio Braga(miembro de los horneros) .

“Todos ellos eran pagados para realizar los asesinatos”, siguió.

Asimismo insistió con que el reloj del reportero, según lo establecido por las noticias “dejó de funcionar a las 5: 30de la mañana” pero ellos se enteraron del crimen recién a las 21:00hs del  mismo día mediante la radio.

Remarcó que “el crimen fue planeado por los culpables durante un año y fue por el hecho de que Cabezas había sacado una foto a un integrante de la mafia y en ella estaban los policías”.

“Cuando la editorial iba a publicar la foto, Alfredo Yabrán le había dicho que no lo haga ya que si lo hacían era como pegarle un tiro en la cabeza al responsable.  De todas maneras esta publicó la foto y ahí es que mataron a mi hermano”, continuó diciendo Gladys.

“Nosotros sabemos que detrás de este caso hubo mucha gente con cargos políticos involucrados pero lamentablemente no se pudo buscar más para llevarlos a juicio porque Yabrán era el capo de la mafia,  manejaba todo conjuntamente con el gobierno que estaba de turno que era el de  CARLOS MENEM y porque lo mataron para que no declarara ya que iba a decir cosas que a nadie le convenía”.

Para recordar a José Luis su hermana comunicó que el día 25 de enero, en Pinamar, harán la plantación del pino nº 21.