Sidebar

 

El juez Vega y efectivos de la Policía Federal, volvieron a registrar el domicilio de Corona y Lesieux, a quienes la Justicia busca hace más de un mes. Habrían secuestrado varios elementos, entre ellos, algunos que pertenecerían a la Municipalidad.



En Perugorría, más precisamente en el domicilio de los ex jefes comunales Jorge Corona y Angelina Lesieux, ayer se concretó un nuevo allanamiento en el marco de una causa en la que investigan presuntas irregularidades en la administración de fondos nacionales enviados para financiar obras públicas comunales. Allí, habrían secuestrado diversos documentos y elementos, algunos de los cuales pertenecerían a la Municipalidad. En paralelo, el juez de Instrucción de Curuzú Cuatiá, Martín Vega le inhibió bienes por $56 millones.
Ayer, desde horas de la mañana y hasta aproximadamente las 17, el citado magistrado realizó un nuevo allanamiento en el domicilio donde vivían los ex intendentes de la localidad. En esta oportunidad, también participaron del procedimiento, personal de Análisis Técnico y Forense Contable de la Unidad Investigativa contra la Corrupción de la Policía Federal.
Si bien, la casa de Lesieux y Corona ya fue allanada en octubre del 2016, el nuevo operativo respondería a la búsqueda de más información necesaria para la investigación de la causa que se inició por una denuncia de la Oficina Anticorrupción y en la que los ex jefes comunales están imputados por presunto peculado, asociación y enriquecimiento ilícito.
Según lo manifestado a El Litoral por fuentes vinculadas a la causa, se secuestraron una serie de elementos probatorios, entre ellos, una heladera y un lavarropas cuyas facturas están a nombre de la Municipalidad. Por lo que, estos luego serían entregados al Estado comunal. (Ver imágenes).
Una vez concluído el allanamiento, el juez ordenó la clausura del domicilio “para conservar el mismo para futuras instancias procesales”. Y para que esto se cumpla, quedó una guardia permanente de la Policía de Corrientes.
Búsqueda y detenidos
No obstante, en la casa sólo  se encontraba una persona que habría manifestado que estaba a cargo del cuidado del lugar. Teniendo en cuenta que hace más de un mes la Justicia no logra dar con el paradero de Corona y Lesieux. El pasado 19 de diciembre el juez de Curuzú Cuatiá había ordenado tanto la detención de ambos como de otros tres integrantes de su gabinete. Sin embargo, sólo fueron detenidos y aún permanecen detenidos quienes cumplieron diferentes roles en el Municipio: Sabrina Lammens (secretaria de Gobierno); Ernesto Mussio (auditor) y Patricia Vera (tesorera).
Por ello, también el pasado 22 de diciembre, el juez Vega declaró prófugos a los ex jefes comunales e inclusive está vigente una notificación roja de Interpol.
Desde la defensa de Corona y Lesieux, tal como se informó en ediciones anteriores, solicitaron la eximición de prisión. Un requerimiento que fue rechazado en el Juzgado de Instrucción de Curuzú Cuatiá, pero fue apelado.
Por lo que ahora restaría que se expida la Cámara de Apelaciones.