Sidebar

 


Un muchacho, de 22 años, fue detenido como sospechoso de haber disparado contra dos móviles policiales, con la presunta intención de evitar que su hermano sea demorado por los uniformados, quienes debieron intervenir ante un enfrentamiento callejero suscitado en la localidad de Curuzú Cuatiá. Es así que uno de los patrulleros fue alcanzado por un disparo que atravesó una puerta, mientras que uno de los cristales del costado trasero también evidenció destrozos.

En ese marco fue detenido el presunto autor de los disparos, un veinteañero identificado como Omar G., quien fue llevado a la comisaría en compañía de su hermano de 17 años, a quien habría intentado “defender” a los tiros.

La violencia ocurrió días atrás en el barrio Yaguá Rincón. Desde la Policía se comentó que, alrededor de las 7, los móviles P-717 y P-282 fueron hasta la calle Matheau al 1200 ante el alerta de una pelea callejeraentre vecinos. Al llegar divisaron a un hombre que arrastraba una moto, luego soltó el vehículo e intentó ingresar a una casa cercana, siendo atrapado antes de ello. Sin embargo, cuando era subido a uno de los móviles, un sujeto salió de la vivienda mencionada y efectuó disparos, ante lo cual los agentes se replegaron y buscaron refugio detrás de los autos policiales. Esto fue aprovechado por el joven que había sido demorado y huyó. De todas formas, la moto Keller que arrastraba fue secuestrada. Tras ello se efectuó un allanamiento y arrestó al presunto autor de los disparos y al muchacho de 17 años que había escapado, quien tras prestar declaración recuperó la libertad. Asimismo se secuestró un arma tipo rifle que fue modificada para ser de aire comprimido, la cual es de calibre 22. También se confiscó una vaina servida del mismo diámetro. El caso quedó como “supuesta portación y abuso de arma de fuego, y daño a bienes del Estado”. El padre de los jóvenes dio su versión a la prensa y señaló que todo comenzó con una pelea entre sus hijos y unos jóvenes vecinos de apellido Núñez. Según el progenitor, uno de los patrulleros chocó al menor de 17 años, tras lo cual el otro muchacho salió con un arma y “disparó al aire para que dejen de atacar a su hermano”. Luego dijo que los policías se acercaron y que tiraron varias piedras, una de las cuales impactó en el progenitor También sostuvo que durante el allanamiento fueron golpeados. “A los Núñez nada le hicieron”, se quejó.

Fuente: Época