Sidebar

 

La Justicia intenta determinar si el funcionario filtró la información sobre la orden de detención dada por el juez Vega contra la pareja de exjefes comunales. La hermana integraba el “círculo rojo” de los kirchneristas.

El viernes se dio la detención del comisario Miguel Bogarín, quien estaba a cargo de la comisaria de Perugorría el día que ordenaron la detención de la exintendente kirchnerista Angelina Lesieux y su pareja, también exjefe comunal, Jorge Corona. En este sentido, el juez de Instrucción de Curuzú Cuatiá, Martín Vega, lo acusó de encubrimiento agravado, ya que existirían registros de que estuvo en el mismo lugar que los exintendentes K cuando estos estaban prófugos y no los detuvo.

Desde la Policía de Corrientes, el comisario general Félix Barboza, jefe de la fuerza, confirmó a La República que el sumario administrativo correspondiente se halla en etapa de instrucción y en breve estaría listo para ser elevado al Ministerio de Seguridad. Allí el titular de la cartera, Juan José López Desimoni, deberá elevárselo al gobernador Gustavo Valdés, para determinar si lo exoneran de la fuerza.

Desde Perugorría fuentes calificadas de este medio dieron a conocer que Bogarín tenía aceitados vínculos con el matrimonio prófugo, el cual llegó a estar con pedido de captura internacional, y que se entregaron tras dos meses de vivir en la clandestinidad. La hermana del funcionario policial, Olga Pinki Bogarín, era íntima amiga de Lesieux e incluso fue parte de la gestión de la exmimada del líder del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), Omar Caballo Suárez.

“Hay fotografías y registros fílmicos del comisario en el lugar, con presencia simultánea en una estación de servicio, cuando los exintendentes eran buscados”, dijo el juez Vega en declaraciones a la prensa. “Él estaba comisionado para detenerlos, en conocimiento de quiénes eran los prófugos, no procedió a detenerlos en el momento en el que presuntamente los vio”, agregó.

El hecho pasó en la estación de servicio que se encuentra frente a la entrada de la localidad de Curuzú Cuatiá, donde se habían encontrado los tres personajes en cuestión. A partir de ello es que la justicia provincial sospecha que Lesieux y Corona, quienes no fueron hallados en su domicilio cuando la policía fue a detenerlos, el 20 de diciembre último, hayan sido advertidos por quien en ese momento era el comisario de la localidad de la medida del juez, que investiga presuntos hechos de corrupción cometidos por el matrimonio cuando ambos gobernaban Perugorría.

Según trascendió, el comisario es investigado como parte de una amplia red que permitió a los exjefes comunales fugarse y de esa forma lograr armar estrategias para defenderse y ocultar pruebas.

El comisario Bogarín debería haber detenido a Lesieux y Corona, pero que esto no se dio porque, se sospecha, el matrimonio había sido advertido de la orden del juez Vega, filtración que lo pone bajo la lupa al comisario.

Bogarín fue detectado en una estación de servicios en momentos en que también se encontraban los prófugos, quienes estaban a la vista de él.

El efectivo policial detenido está involucrado en otras causas penales, algunas en etapa de investigación y tiene un procesamiento firme por violencia de género, dictado por el mismo juez Vega, se informó.

Para ordenar la detención de Bogarín, el juez consideró que la fiscal de Instrucción, Correccional y de Menores de Curuzú Cuatiá, María Alejandra Talamona, había requerido la indagatoria del comisario, acusado de encubrimiento por favorecimiento personal agravado e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

“Estamos hablando de un comisario oriundo de Perugorría, que se crió en una ciudad de 6.000 habitantes, decir que no los conocía es…”, dijo Vega sobre la posibilidad de que Bogarín se defienda con el argumento de que no pudo reconocer a Lesieux y Corona.

Vega confirmó que dos imputadas en la causa de Perugorría fueron beneficiadas con la prisión domiciliaria: una, “porque se encuentra cursando un embarazo avanzado y la otra, por tener un hijo menor con capacidades diferentes”. De todos modos aclaró que él les denegó el beneficio, pero la Cámara de Apelaciones de Mercedes lo admitió.

 

Fuente: Diario la Republica de Corrientes