Sidebar

 


Forma parte del hospital Irastorza. Es una inversión público-privada, a partir de una donación de la familia Bonatti.

El ministro de Salud de la Provincia, Ricardo Cardozo, recorrió ayer las obras del Centro Oncológico que se construye en el Hospital “Dr. Fernando Irastorza”, de la ciudad de Curuzú Cuatiá, y constató el avance de la moderna edificación.

Esta obra se construye mediante una articulación público-privada entre el Estado provincial y la familia Bonatti, que cedió 10 millones de dólares para concretar el centro.

Mientras que la Provincia aporta parte del terreno y equipamiento de alta complejidad. Se trata de aparatos de esterilización, equipos para quirófano, sistema de refrigeración central e instalaciones mobiliarias, por una inversión superior a los 8 millones de pesos.

El centro constará de una farmacia oncológica, sala internación con ocho camas, ecógrafos, mamógrafos, tomógrafo, resonador, servicio de braquiterapia, acelerador lineal, servicio de quimioterapia con ocho sillones y dos laboratorios.

Días atrás, el ministro Cardozo indicó: “Nosotros nos hemos comprometido a equipar este centro oncológico, que comprende quirófano, área de esterilización, sistema de refrigeración y todo lo que hace al mobiliario. En este sentido, desde la Dirección de Administración estamos en pleno proceso de compra del equipamiento de última generación. Es un procedimiento reglamentado en un tiempo determinado y establecido por una serie de formalidades”. Destacó que “la Provincia realiza una inversión superior a los 8 millones de pesos para la adquisición de este equipamiento, el cual comprende para el área de esterilización lavadora y secadora automáticas y autoclave de óxido etileno, que estarían llegando las próximas semanas; mesa de anestesia con monitor multiparamétrico, electrocoagulogramas, además de instalaciones mobiliarias y sistema de refrigeración central”.

“Este centro fundamentalmente de diagnóstico, con características de tratamiento, como es el caso de acelerador lineal, braquiterapia y quimioterapia, va a estar articulado con los diferentes servicios del hospital, como por ejemplo de cirugía, de clínica, de internación, de laboratorio; todo lo que es fundamental para el paciente que requiere este tipo de tratamiento, sumada la tecnología y los recursos que tiene la Provincia en sus distintos hospitales y sobre todo en los de capital que servirán de apoyatura”, remarcó.