Sidebar

 

La exintendenta de Perugorría envió un documento al Concejo. Aseguran que no le corresponde porque no ejerce el cargo.

La exintendenta de Perugorría Angelina Lesieux, detenida desde febrero último en Curuzú Cuatiá acusada por hechos de corrupción, envió una nota al Concejo otorgándole el poder a sus hijas para cobrar sus haberes como concejal, cargo que ocupa desde el 10 de diciembre de 2017, cuando dejó de ser jefa comunal.

La presidenta del Concejo de Perugorría, Elisa Fernández, dijo que le entregaron el “documento rubricado por un escribano, en el cual establece que Lesieux le da poder a sus hijas para poder percibir sus haberes como concejal”. “El tema será planteado en el recinto formalmente, pero, de acuerdo con lo consultado con asesores legales, no correspondería que se le abone la dieta ya que no está ejerciendo el cargo”, señaló Fernández a El Litoral.
“Se someterá a votación para determinar qué se le contestará”, adelantó la concejal sobre el pedido de Lesieux, elegida para integrar el cuerpo legislativo de Perugorría en las elecciones municipales del año pasado.
Fernández anticipó que al menos dos de sus pares le expresaron que tendrán en cuenta que la exjefe comunal, detenida junto con su esposo Jorge Corona –también exintendente–, no desarrolla actividades vinculadas al Concejo desde el 18 de diciembre.
Esa fue la última vez que Lesieux ejerció como edil ya que concurrió a una reunión de comisión para analizar el proyecto del presupuesto 2018. “Incluso al día siguiente [martes 19], en el marco de la prórroga del período ordinario se realizó una sesión en la que se aprobaron el presupuesto y la declaración de la emergencia económica, pero ella no concurrió”, recordó otro integrante del legislativo, consignó El Litoral.
Ese día fueron arrestadas Patricia Vera (tesorera) y Sabrina Lammens (secretaria de Gobierno) y horas después, ya en la madrugada del miércoles 20, también fue detenido el exauditor comunal Ernesto Moray Mussio, todos investigados por desvío de fondos nacionales, la misma causa por la que Lesieux y Corona permanecen detenidos desde el 9 de febrero, tras estar 40 días prófugos.
“El 16 de enero se realizó una sesión extraordinaria para prestar acuerdo a un nuevo auditor externo y la banca de Lesieux estuvo vacía nuevamente. Y el 1 de marzo comenzó el período ordinario y, por supuesto, no viene porque sigue detenida”, recordaron.
“Su banca continúa vacía porque si bien ella está detenida por una causa sobre presuntas anomalías en la administración de fondos nacionales enviados para obras comunales, hasta ahora solo está imputada. No existe un procesamiento firme y menos aún una condena. Por lo tanto, no estamos en condiciones aún de llamar a su suplente”, aclararon.
Por ahora, son cinco los que permanecen detenidos: Leseiux, Corona, Moray Mussio, Patricia Vera y Sabrina Lammens. Estas dos últimas cumplen prisión domiciliaria, en Perugorría, desde hace casi un mes. En el caso de Vera, la Justicia le concedió el beneficio porque tiene un hijo con discapacidad y necesita el cuidado de la madre. Los exintendentes están alojados en la comisaría 1ª de Curuzú Cuatiá.
Por otra causa, pero vinculada al caso de Lesieux y Corona, está detenido el comisario Miguel Bogarín, acusado de encubrir a los exintendentes cuando se habían fugado.