Sidebar

 

Por orden del Jefe Comunal José Irigoyen, desde hace varios meses que se busca en el ámbito de la Municipalidad, que la totalidad de los empleados ingresen de manera formal al sistema bancario, propiciando un nivel mayor de transparencia, uno de los pilares de esta gestión.

En primer lugar y a través de un convenio con el Banco Provincia se logró que una gran cantidad de trabajadores municipales sean bancarizados por lo que desde hace más de dos meses los trabajadores cuentan con una tarjeta de débito y ya no tienen que hacer colas en el Palacio Municipal.

De todos modos, quedó un remanente de ellos y por esta razón el Municipio aceleró convenios con otras entidades crediticias como por ejemplo el Banco de la Nación Argentina, sucursal Curuzú Cuatiá.

En este contexto, ayer lunes en horas de la tarde se realizó en el Salón Dorado de los Intendentes la entrega de las tarjetas a varios empleados municipales, en esta oportunidad son tarjetas del Banco Nación, que a través de una cuenta podrán cobrar sus haberes.

Estuvieron presentes, las autoridades de la cartera de finanzas del Municipio Verónica Espíndola, Fabiana Ruiz y Martín Arruzazabala junto con el gerente de la Sucursal Curuzú Cuatiá del Banco Nación Aldo Romero.

Ante la presencia de un numeroso grupo de municipales, todos fueron tramitando la adquisición del plástico correspondiente que desde ahora ya lo podrán utilizar. De hecho, muchos de ellos están cobrando el plus mensual de 2000 pesos y lo podrán hacer a través de los cajeros automáticos.

Como si esto fuera poco los municipales que cobren a través del Nación podrán solicitar un anticipo de su sueldo en caso de necesitarlo.

De esta manera va finalizando el proceso de bancarización de los empleados municipales, que durante años cobraban en la tesorería del Palacio Municipal, propiciando la transparencia en los números, uno de los objetivos de esta gestión a cargo del intendente José Irigoyen.