Sidebar

 

Pedro Celestino Borda es sargento primero del Escuadrón de Bomberos Voluntarios de Curuzú Cuatiá se vio afectado por una enfermedad de la piel.

“Le muestro al doctor el problema en la piel que tenía, me dijo que me iba a sacar todo, cuando le pregunté cuánto me iba a salir me respondió que era totalmente sin costo ya que yo le había comentado que era Bombero hace 30 años”, relató a Radiofmtotal.

Asimismo, resaltó “el doctor es de poco hablar, no lo conocía, tiene un trato muy cordial y conmigo fue muy bueno.”

También, mencionó que tras finalizada la cirugía a la media hora, éste le dio el alta.

Por otra parte, el Bombero Voluntario, recordó que la elección de su profesión fue pura vocación.

A su vez, detalló que para lograr los ascensos, hay que capacitarse.
Finalizando y haciendo hincapié sobre su retiro, indicó “me queda poca, ahora cumplo los 55 años y creo que hasta ahí llego”, exclamó.