Sidebar

 

La Municipalidad de Curuzú Cuatiá, a través de Acción Social y Secretaría de Gobierno, asistió ayer a vecinos de la cuarta sección de nuestro departamento, por ruta provincial Nº 30, desde las cuatro bocas de paraje El Descanso al Oeste, inclusive a vecinos del Paraje Amará Picada del departamento de Esquina, a unos 80 kilómetros de la ciudad de Curuzú Cuatiá.

Allí, donde pocos llegan, los funcionarios municipales Juan Ángel López Secretario de Gobierno, Fermín Leyes Subdirector de Acción Social, Horacio Acosta referente de la Dirección de Personal y Ramón Luque del equipo de Prensa Municipal, llevaron alimentos, camas, colchones y escucharon a los vecinos.

Hasta un tramo pudieron llegar en camioneta, luego en esos inhóspitos parajes, tuvieron que trasladarse en tractor. De esta forma, dan cumplimiento a la palabra empeñada por el Jefe Comunal José Irigoyen que en varias oportunidades señaló que los vecinos de los Parajes tienen los mismos Derechos que cualquier ciudadano de las zonas urbanas.

Los lugareños cuentan sus vivencias y padecimientos por vivir tan alejado de los centros urbanos, sobresaliendo el tema de salud, de embarazadas, y el desarraigo del hogar por la escolaridad de los niños, quienes pasan de lunes a viernes en la escuela que distan decenas de kilómetros de sus casas.

En el mes de marzo, se realizó un operativo conjunto entre Municipio-Provincia-Nación, en la Escuela Nº 925 “Gob. Elías Galván”, de Tierras Coloradas, donde se atendieron cientos de casos, pero indudablemente hay casos a los que se hace difícil llegar, por lo aislado de los parajes, y lo inaccesible de los caminos en zonas de bañados, esteros e islas.