Sidebar

 

Tras haberse aprobado la Ley Justina, el coordinador hospitalario del INCUCAI Dr. José Álvarez, en comunicación con Radiofmtotal comento que todos los mayores de edad son donantes de órganos y/o tejidos salvo que haya dejado constancia expresa de su oposición a que después de su muerte se realice la extracción de sus órganos y tejidos.

Asimismo, señaló que es una nueva modificación a la Ley de Trasplante N° 24193, que ya se había modificado en el año 2006.

“Después de 12 años se vuelve a modificar pero en realidad se agregan las resoluciones y el demás trabajo que se venía haciendo en el INCUCAI”, exclamó.

A su vez, detalló que la gran modificatoria es que anteriormente la Ley N°26066 del año 2006, uno decía que sí o que no y el que no decía ni que sí ni que no, era el donante presunto. “En esta nueva ley, se plantea el que dice que no es no y el que no dice nada es donante, es decir somos todos donantes por ley”, apuntó.

Continuando, indicó que todavía no ha tenido una reunión a nivel nacional con el jurídico del INCUCAI. “Quien va ser el que nos va a informar y decirnos cómo actuar”, especificó.

Además, aseguró que la única forma de salvar la vida, de tener una nueva vida es a través del trasplante. “Tenemos más posibilidades de recibir un trasplante que ser donante de órgano”, agregó.

Luego, expresó “creemos que vamos a seguir con esta perspectiva de hablarlo con la familia y hacer ver que es un tema importante, solidario porque si nos tocara recibir un órgano diríamos que sí de entrada.”

También, resaltó que es un tema muy importante para todas las resoluciones que viene haciendo el INCUCAI para mejorar la procuración y la trazabilidad de los órganos. “El INCUCAI a través del Sistema Nacional de Donación sabe de quién obtenemos el órgano y a quién lo trasplantamos”, señaló.

Por otra parte, comunicó que para hacer trasplantes de órganos hay que tener una infraestructura, un personal capacitado, jefe, subjefe. “No todos las instituciones están aptas para realizar trasplantes”, aseveró.

Siguiendo, recalcó “la nueva ley exige más capacitación, dar más información a las instituciones públicas privadas para las denuncias.”

Incluso, destacó que con la antigua ley debían estar los dos padres para la donación de los órganos de los menores de 18 años. “Esta ya nos permite que solo un padre esté presente y nos dé la autorización”, sostuvo.

Haciendo hincapié sobre la cantidad de donantes que existe, el doctor, dijo que hay 13 donantes por millón de habitantes. “Llegamos a 15 en el año 2012, en el año 2007, teníamos 9 donantes por millón y ojalá que con esta nueva ley lleguemos a los 20 donantes por millón”, destacó.

Por otro lado, manifestó que las enfermedades que llevan a los fallos orgánicos siguen creciendo (hipertensión, diabetes, hepatitis virales) y que por tal motivo, se va a necesitar cada vez más donantes de órganos para poder mantener la lista de espera o disminuirla.

Para finalizar, explicó que para que se pueda hacer el trasplante cruzado, el INCUCAI tuvo que expresar una resolución avalada por el Ministerio de Salud de la Nación. “El trasplante cruzado sería: yo tengo un donante vivo pero no soy compatible y tengo otro enfermo que tiene un donante vivo pero tampoco es compatible pero es compatible el donante de mi compañero conmigo y el donante vivo es compatible con él por ello, se hace la donación cruzada.”