Sidebar

 

El médico obstetra Hipólito Sodero, en comunicación con Radiofmtotal dijo “Ninguna mujer se embaraza deliberadamente para abortar, hay un motivo por el cual decide interrumpir el embarazo por las causas que sean, pero son personales y privadas”, apuntó.

Asimismo, dejó en claro que el que está a favor de la despenalización y la legalización del aborto no significa que esté a favor del aborto. “Estamos a favor de que no se vea al aborto como una cuestión delictiva ni criminalística”, exclamó.

Por tal motivo, explicó que hay una ley que fue penalizada por el Código Penal en el año 1920, donde se penaliza a la mujer que comete el acto del aborto. “Es decir que ya en el año 1921, esta cuestión de cuándo comienza la vida ya se discutió y definió”, especificó.

A su vez, señaló que lo que hoy se hizo es poner en un amplio debate la cuestión de las dos vidas. “En algún momento planteamos la cuestión de no a las dos muertes, en realidad, la mujer hoy concurre a la consulta en la institución en la que trabajamos ya con el aborto cometido y eso probablemente es una de las cosas que podemos conseguir si se despenaliza y legaliza universalmente el aborto porque la mujer antes de cometerlo va ir a la consulta y a partir de ahí podremos hacerle una oferta diferente para ver si se consigue que el aborto no se cometa”, agregó.

Sin embargo, manifestó que a pesar de la prohibición y castigo religioso que existe sobre el aborto, éste sigue existiendo. “Negarlo, es negar la realidad”, determinó.

A su vez, indicó que se está tratando de estandarizar las causas. “Que la causa es la pobreza, la falta de anticoncepción, la falta de educación pero la verdad que tenemos dudas sobre eso porque a pesar de todo, nosotros estamos trabajando mucho en las escuelas y se trabaja mucho con anticoncepción y la ligadura de trompas que antes era imposible, hoy se está haciendo en los servicios públicos”, detalló.

Continuando, comunicó que la mujer que comete el aborto en silencio, de manera clandestina muchas veces es sometida a una circunstancia terrible donde termina internada. “Muchas veces son esas mujeres las que padecen las complicaciones de haberse hecho un aborto en malas condiciones”, denunció.

Y en relación a lo anterior, resaltó que están esperando que la Argentina madure. “Realmente no estamos matando a nadie pero tampoco queremos que se sigan muriendo nuestras mujeres”, relató.

“Esto no es un Boca- River, como tampoco Aborto Sí o Aborto No. Está claro que es Aborto No pero el aborto existe y la ley no es que va a decir a partir de ahora hay posibilidad o no de que la mujer cometa el aborto, hoy es una realidad y no hay números como toda cosa clandestina”, mencionó.

Siguiendo, tras el comentario del Diputado Del Caño, el doctor Sodero, le cuestionó cómo puede decir que el aborto va aumentar si no se sabe cuántos abortos se producen en la actualidad. “Tampoco podes decir que va a disminuir”, acotó.

“Cuando el embarazo es no deseado, es la patada al aborto porque no es querido. Algunas llegan al extremo de un aborto medicamentoso que se hace, a través del Misoprostol que se hace sin control, por esto, nosotros podemos empezar a buscar alternativas a ese tipo de mujer”, delimitó.

Por otra parte, sostuvo que el hecho de estar a favor de la vida es lo mismo que los mueve a ellos que estánn a favor de la despenalización.

“Uno como hombre es difícil hablar del aborto como también es difícil hablarlo entre mujeres que han pasado por la experiencia y las que no. Nadie va a obligar a nadie a que se haga un aborto”, indicó. Luego, recalcó “se van mezclando cosas como se está hablando de que esto es PRO aborto, que hablar de despenalización es eliminar una vida y la verdad que eso está ocurriendo.”

Llegando al fin de su comunicación, definió que el actual Código Penal dice que se puede interrumpir el embarazo en situaciones particulares, violación, peligro para la salud y agravamiento de la mujer por el embarazo pero no indica la edad gestacional.

“El aborto no punible existe hace más de 100 años, es un tema difícil pero hay que eliminar los fundamentalismos”, concluyó.