Sidebar

 

Una menor de 11 años, oriunda de Curuzú Cuatiá, permanece internada en el Hospital Pediátrico de nuestra ciudad con síntomas de haber sido abusada sexualmente. Fue derivada al Hospital Vidal por presentar sangrado. Por el hecho, está detenido un joven de 19 años que es familiar de la menor.

Lilian Méndez Gallino, directora de Maternidad del Hospital Vidal, comentó que recibieron a una niña de 11 años para que se le practique una evaluación gineco-obstétrica. Fue atendida por asistida por personal de guardia. Se tomaron muestras para determinar las causas de la hemorragia que tenía y posteriormente permaneció 11 horas en observación para ver su evaluación y volver al hospital Pediátrico.

Los restos que se tomaron a la niña son evaluados para determinar si se trató de un embarazo interrumpido, sin embargo, la médica opinó que “Son varias causas de hemorragia genital. No solo puede ser por un aborto natural o inducido. Tenía características de desfloración de larga data”.

Los embarazos adolescentes en las regiones del NEA y el NOA son más frecuentes que en el resto del país. En el Vidal, aproximadamente un 20% de las embazadas son menores de 19 años.

Comentó otro caso: “También hay una menor de 13 años, que dio a luz. Vino derivada de Goya. Tuvo mellizos y falleció uno. Todavía sigue internada en nuestra maternidad. Evoluciona bien, aceptando la situación pero es asistida por un equipo de profesionales que incluye médicos, enfermeros y psicólogos y está en contacto permanente con su familia”.

Por su parte, la Jueza Irma Domínguez comentó que en estos casos, los hospitales son los que nos informan. “Derivé el caso de una niña de 11 años abusada al juzgado de Curuzú Cuatiá, de donde es la menor”.

“La situación civil de la niña es la parte que me tocó intervenir. Se que la fiscal penal de Curuzú Cuatiá está actuando en el caso”, agregó.

Además destacó que había un expediente de la niña en el Juzgado de Curuzú. “Me comentaron que le iban a entregar al progenitor la tenencia de la menor, no se si vendrá a Corrientes, en caso de no venir, irá con la madre”.

Por último, la jueza señaló que lo grave es que hay consentimiento familiar, “toman estos casos como algo cultural. Eso es grave”.

 

Fuente: Corrientes Al Aire