Sidebar

 

Una verdadera fiesta se vivió este domingo en horas de la tarde, más precisamente desde las 14 en el Parque Zambrana uno de los pulmones de la ciudad, que en su enorme espacio verde rodeado por los eucaliptus, permitió que miles de familias se agolparan en todo el predio, para que los chicos pudieran divertirse con juegos de todo tipo y para que los más grandes pudieran revivir su infancia.



Un día del Niño que llegó este domingo, en el cual el clima acompañó con un sol radiante y un cielo despejado que fue visitado por decenas de barriletes remontados por los chicos, y no sólo eso, sino que también jugaron a la carrera de embolsados, tumbaron latas, saltaron en los inflables, hasta se divirtieron con los bomberos voluntarios que montaron arneses y desplegaron una serie de actividades recreativas como la tirolesa.

Más de mil niños, quizá futuros artistas, pintaron remeras de papel, que fueron tendidas en un extenso tendedero conformando una impresionante muestra de arte colectivo, durante toda la jornada. Muchos de ellos se pintaron la cara, y disfrutaron también de un rico chocolate con boyos, que llegó como una colaboración especial de nuestro Ejército Argentino. Pero hay más, los niños aprendieron las señales viales jugando con los referentes de la Dirección de Tránsito Municipal.

Además bailaron y fueron testigos de varios números artísticos y deportivos pero, quizá el momento más emotivo para ellos fue cuando recibieron juguetes y regalos muy especiales, como las seis bicicletas que fueron entregadas por el intendente municipal José Irigoyen, el vice intendente Guillermo Morandini y miembros del gabinete municipal, como también los referentes de Curuzú Solidario Sandra y Miguel quienes con la Fundación organizaron este mega evento.

También vale mencionar el desfile de mascotas y ni hablar de los disfrazados, el teatro de títeres y tantas otras actividades que hicieron de este domingo un día muy especial para nuestros curuzucuateños más chicos.

Pero no todos los que estaban eran de la ciudad, también estaban presentes familias de Pairirí, Basualdo, Baibiene y otros parajes que se acercaron para compartir juntos de esta fiesta.

Vale destacar la actuación de Sandra Pasián en Teatro, la muestra de títeres, el baile para niños con Marcela Dalmolín, la exhibición de dos escuelas de Karate, el Ballet infantil Cruz de Papel, las canciones de Agus Alegre y los Angelitos del Norte que cerraron el acto a pura cumbia.

Como si esto fuera poco, un servicio de transporte gratuito exclusivo de la Municipalidad trasladó a la gente de la zona del Barrio Las Flores y de zona norte desde y hacia el Zambrana.

En un momento dado de la fiesta, tomaron la palabra los organizadores, en principio el intendente municipal José Irigoyen quien destacó “la hermosa concurrencia” y felicitó a todos los presentes por compartir este “momento con lo más sagrado que tenemos que son nuestros hijos”, y luego los referentes de Curuzú Solidario.

Este evento, como se dijo más arriba estuvo organizado por la Municipalidad de Curuzú Cuatiá, la Fundación Curuzú Solidario y estuvo impulsado por todas las áreas municipales. Colaboraron además Teresa Coronel, Sandra Pasián, la Asociación de Bomberos Voluntarios, la Escuela Profesional Mamá Margarita, Alumnos del Instituto Superior, la UCP y la UNNE, entre otros.