Sidebar

 

El encuentro se concretó en horas de la mañana de este miércoles en la Casa del Bicentenario, lugar donde se reunió un equipo de la unidad del GIRSU (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos) que depende del Ministerio de Coordinación y Planificación del Gobierno de la Provincia, a cargo del coordinador Rafael Miranda.



Estuvieron presentes el intendente municipal José Irigoyen, el viceintendente Guillermo Morandini, el presidente del Honorable Concejo Deliberante Roberto Fernández y miembros del gabinete municipal, entre otros.

En contacto con la prensa Rafael Miranda comentó que esta es "la primera reunión de trabajo de la Cuenca Centro Sur", que contiene a Curuzú Cuatiá, que coincide además con le lanzamiento a nivel provincial del manual de Educación Ambiental en la provincia.

Asimismo consideró que "el tema del manejo de residuos sólidos urbanos tiene como eje central la concientización del ciudadano, tornándose  fundamental su participación para separar, incluir y aprovechar todos los recursos antes de arrojar y poder hacerlo en forma ordenada".

Esto es algo que se viene realizando en la ciudad de Curuzú Cuatiá, una tarea que desde el Municipio se está encarando muy fuertemente desde esta gestión, tanto en las tareas que se vienen realizando para cerrar el basural a cielo abierto como la optimización de la planta PLAMARES.

Miranda manifestó que el tema ambiental es para la provincia, al igual que el Municipio, "tema número 1 en la agenda del Estado".

"La provincia se siente preocupada y ha hecho un compromiso, las Cuencas ya estan trabajando, hay trabajos piloto de separación, con mucho éxito, las espectativas son mas que favorables", señaló el coordinador, quien destacó la política del intendente Irigoyen en cuanto a PLAMARES, la cual señaló "es una planta moderna a nivel país que permitirá el saneamiento del basural a cielo abierto y permitirá que todo se pueda ordenar. Esa planta es fundamental para la región, será procesadora, se le sumará equipamiento, más capacidad de trabajo".

"La intención es reposicionar a Curuzú, mejorar la planta, completarla, poner mas equipamiento y que su trabajo sea de apoyo a los Municipios más chicos" dentro de la Cuenca Centro Sur.

Tras el encuentro en la Casa del Bicentenario, invitados por el Jefe Comunal, todos se dirigieron a la Planta de Manejo de Residuos (PLAMARES) donde el coordinador Rafael Miranda, y sus colaboradores Andrea Panseri y Rubén Albornoz junto con el Jefe Comunal Irigoyen, el director de la planta Ramón Quiróz, miembros del gabinete municipal y referentes de otros municipios de la zona recorrieron la misma.