Sidebar

Germán Cornaló asumió en la última sesión y así el cuerpo deliberativo volvió a tener cinco miembros, de los cuales dos son del oficialismo y dos de la oposición. En lo que va del mes aprobaron varios proyectos y otros están en análisis.

Antes de que finalizara la primera quincena de agosto pasado, Angelina Lesieux presentó su renuncia como concejal de Perugorría y habilitó así la asunción de quien la sucedía en la lista electoral. Finalmente, en la sesión del último miércoles asumió en su reemplazo, Germán Cornaló y así, después de nueve meses, el legislativo municipal vuelve a funcionar con cinco miembros.
A partir del 10 de diciembre del año pasado, el cuerpo deliberativo quedó conformado por Elisa Fernández, Gladys Vallejos, ambas con mandato hasta el 2019, Gonzalo Gómez (reelecto), Vanesa Martínez y Angelina Lesieux, quien precisamente concluyó su gestión como intendenta.
Pero esta conformación, tal como informó este diario, sólo se mantuvo hasta el 18 de diciembre. En esa jornada hubo una reunión de comisión para analizar el proyecto del Presupuesto Comunal 2018.
Si bien, al día siguiente se realizó una sesión en la que se aprobó el Presupuesto y la declaración de la emergencia económica, Lesieux faltó.
Precisamente, mientras se desarrollaba la actividad en el ámbito legislativo, por orden del juez de Instrucción de Curuzú Cuatiá, los efectivos policiales ya buscan para detener a cuatro ex funcionarios, entre ellos, a la ex intendenta y en ese momento concejal.
Sin embargo, en aquella oportunidad sólo fueron arrestadas Patricia Vera (tesorera) y Sabrina Lammens (secretaria de Gobierno). Horas después, ya en la madrugada del miércoles 20, fue detenido el ex auditor comunal, Ernesto Moray Mussio.
Mientras que Corona y Lesieux permanecieron prófugos hasta el 9 de febrero del corriente año. Ese día se presentaron en el Juzgado de Instrucción de Curuzú y quedaron detenidos en la comisaría local, donde permanecen detenidos en el marco de una causa judicial por presuntas anomalías en la administración de recursos comunales.
Por ello, desde que comenzó el período ordinario 2018, el 1 de marzo, el Concejo funcionaba con cuatro integrantes, uno de los cuales presidía la sesión por lo que sólo podía votar en caso de empate.
Esta situación perduró hasta que, hace poco más de un mes, Lesieux presentó su renuncia. Decisión que, a pedido de los demás ediles, luego ratificó a través de una nota avalada por un escribano.
Documentación
y tarea legislativa
Esta dimisión fue aprobada en el recinto en pasado miércoles 5 pero la jura de su reemplazante, Germán Cornaló, no se concretó en forma inmediata porque los ediles solicitaron que previamente desde la Junta Electoral les enviaran la documentación que, de acuerdo a las listas del año pasado, acreditara la sucesión.
Finalmente, esto se concretó y el último miércoles, Cornaló juró como el nuevo integrante del cuerpo deliberativo. Inmediatamente después, los ediles continuaron con su tarea. En este caso, según lo expresado por Gómez a El Litoral, recepcionaron un informe que el Ejecutivo había solicitado al Registro de la Propiedad para determinar cuáles son los inmuebles que le pertenecen a la Comuna. Al mismo tiempo, analizaron un pedido de la Intendencia para ceder en comodato un predio a la Sociedad Rural local. Requerimiento que “pasó a comisión porque le solicitaremos una serie de documentaciones a la entidad, antes de avanzar con la solicitud”, señaló el edil Gonzalo Gómez.
Tras lo cual comentó que si bien estaban con un integrante menos, la actividad legislativa no se paralizó.
En este contexto, comentó que semanas atrás se aprobó la cesión de un terreno para la construcción de la comisaría que ahora funciona en un sector de las instalaciones municipales y además avalaron un comodato a través del cual el Municipio le autoriza al Ministerio de Justicia de la Provincia a realizar una serie de mejoras en el Registro Civil que también presta servicios en el edificio comunal.
Asimismo, agregó el concejal, siguen trabajando en comisión otros proyectos.