Sidebar

 

El concejal Ramón Farinón se refiriópor Radiofmtotal  a la medida de fuerza del pasado 25. “Hay que respetar a aquel que quiere ir a trabajar, pero también hay que defender a los compañeros que impulsan un reclamo legítimo” señaló.

El pasado martes 25 se realizó un paro general en todo el país convocado por CGT. En ese marco, el delegado gremial de la Asociación Obrera Textil en Curuzú, Ramón Farinón apoyó la convocatoria. “la situación de los trabajadores es cada vez más complicada, las paritarias cerraron en un 15 por ciento y la inflación cerrara en un 40” destacó.

Respecto de la grieta entre aquellos que decidieron parar y aquellos que no, dijo que “no se trata de pelearnos entre nosotros, sino de mostrar el malestar de los trabajadores y creemos que esta es la mejor forma de hacerlo”.

En cuanto al sector, Farinón habló de un momento “complicado”. Otras fábricas en la provincia están despidiendo personal, adelantando vacaciones y reduciendo horarios de trabajo disminuyendo el sueldo que perciben.

En el caso de Curuzú, explicó que “más allá de adherir al paro, en COPROLAN los compañeros fueron a trabajar igual, porque si bien la situación es complicada, la empresa tiene que seguir produciendo para generar ingresos”.