Sidebar

 

Así lo ratificó en exclusivo el Jefe del Servicio de Neurología del Hospital, Roberto Caraballo, en dialogo con Radiofmtotal. 100 niños con epilepsia refractaria serán tratados con canabis. "Tenemos expectativa medica y creemos que puede ayudar a los pacientes"

"La investigación dura dos años pero esperamos poder tener las primeras conclusiones sobre lo que ocurre con los chicos en marzo del año que viene", dice Roberto Caraballo. Es el investigador jefe del protocolo que se elaboró para llevar a cabo el ensayo clínico y el jefe del servicio de Neurología del Garrahan: trabaja en el hospital desde que abrió sus puertas, en 1987. "Tenemos esperanza", dice, y enseguida reformula: "Tenemos expectativa médica y científica, creemos que podemos ayudar a los pacientes".

"La epilepsia refractaria es aquella que no manifestó ninguna respuesta ante ningún tratamiento, que puede ser farmacológico, quirúrgico o a través de alguna dieta. En esos casos, se probará con el uso de cannabis", describe Caraballo, y agrega: "En principio, se contemplarán las formas más severas dentro de las epilepsias refractarias". Según el especialista, en Argentina el 1% de la población pediátrica tiene epilepsia: son unos 120.000 chicos. El 20% de esos casos son de epilepsia refractaria.

El aceite que se implementará bajo supervisión del Garrahan, explica Caraballo, es rico en CBD, un cannabinoide no psicoactivo. Respecto de cuál es la respuesta química que se espera del CBD, el especialista sostiene: "Puede neutralizar neurotransmisores excitatorios o estimular a los inhibitorios para compensar las crisis convulsivas de los pacientes epilépticos. Esas crisis provocan deterioro cognitivo, conductual y motor. Si se logra neutralizarlas, el vuelco del paciente es impresionante porque se puede lograr que ese chico esté más alerta y más conectado, y eso impacta en su calidad de vida y en la de su familia".