Sidebar

 

Más de 200 milímetros de agua caída provocaron una vez más el desborde de los arroyos circundantes a la ciudad que generaron anegamientos e inundaciones en diversos barrios de la ciudad de Curuzú Cuatiá.



El mal tiempo se inició en horas de la madrugada de este martes 13, y atento a las fuertes precipitaciones que azotaron la ciudad, el Municipio a pleno, con funcionarios encabezados por el intendente José Irigoyen, miembros de su gabinete y todo el personal, priorizó desde horas tempranas las acciones para asistir a los vecinos.

Tal es así, que una vez más, tercera en la que va de esta gestión, el Municipio tomó las medidas necesarias para mitigar los efectos de las abundantes precipitaciones que cayeron sobre la ciudad en muy pocas horas.

Cerca del mediodía, el pluviómetro llegó a medir más de 200mm. Lo que en poco tiempo, es prácticamente imposible que los sistemas de desagües pluviales soporten estas contingencias. Por ello, antes de las 6 de la mañana ya se había habilitado el CIC de Deán Funes y Sarmiento como base de operaciones para la coordinación de la Asistencia por parte del Municipio, a las más de 80 personas que resultaron evacuadas por las lluvias.

En principio, una vez establecido el CIC de calle Sarmiento como base de operaciones, el Municipio dispuso que se abrieran como refugios temporales la denominada “Vieja Estación” y los refugios en el Barrio Villa del Parque.

A medida que pasaba el tiempo y que las lluvias no cesaban durante la mañana de este martes, los funcionarios municipales acompañados por instrucción del Intendente, se dividieron en diversas cuadrillas y recorrieron todos los barrios de la ciudad, sobre todo en las zonas más críticas que suelen ser víctimas del desborde de los arroyos.

Vale mencionar que muy temprano, el Arroyo Curuzú llegó hasta el límite de pasar la ruta nacional 119, por lo que se tuvieron que coordinar acciones preventivas por parte de la Policía de Corrientes y los Bomberos, quienes como siempre ante estas adversidades, prestan colaboración al Municipio, al igual que otros organismos tales como el hospital y el Ejército Argentino.

Desde Acción Social de la Comuna, pidieron a la comunidad que acerque ropas y calzados para asistir a los evacuados, que finalmente fueron trasladados por cuestiones operativas a un mismo lugar, más precisamente en los denominados refugios del Barrio Villa del Parque, ya que allí colocaron camas con colchones y mayores comodidades para las personas evacuadas, aunque algunos de los evacuados por cuestiones de proximidad prefirieron permanecer en "La Vieja Estación".

Todas las áreas del Municipio estuvieron, en la medida de su alcance, asistiendo a las personas evacuadas, se llevaron cientos de porciones de guiso de arroz y fideos a quienes se encontraban damnificados por las inundaciones.
Esta circunstancia adversa, por tercera vez en el año, vuelve nuevamente a reinstalar el pedido de las obras de canalización de los arroyos.

Minutos después del mediodía el intendente José Irigoyen y miembros de su gabinete se trasladaron con asistencia a Cazadores Correntinos y en tanto continúe la demanda de asistencia, se continuarán con los operativos.