Sidebar

 

 

Tras una comunicación telefónica por Radiofmtotal , Hernán Crespo, ganador del Premio Gardel 2017 al mejor Album de Chamamé, comentó " fue una linda sorpresa, lo recibí con mucha alegría, es muy grato lograr un conocimiento de esta magnitud y es un premio que uno está acostumbrado a verlo por la tele."

"Ya estar ahí ternado con Gabriel y con Juancito, fue un honor muy grande y haberlo podido ganar, fue una alegría tremenda pero todos seguimos siendo lo mismo, todos seguimos trabajando y la música es la misma y no cambia con un premio, es un reconocimiento que alguien da y en un momento son cosas subjetivas", expresó Crespo.

Con respecto a su historia, relató "comencé a tocar primero música folclórica en general, con el acordeón y empecé a estudiar al chamamé en profundidad cuando me llamó un bajista que se llama Willy González para formar parte de sus proyectos por allá en el 2004, yo ya venía tocando el chamamé desde antes pero más tranquilamente, más informalmente y cuando me llamó para tocar Willy lo empecé a estudiar en profundidad y ahí comencé a tocar también con otros músicos muy importantes folclóricos argentinos, como Raúl Carnota, Rodolfo Sánchez y muchos músicos más del folclore argentino que se destacaron en su carrera."

Luego, el ganador continuó diciendo, "comencé a armar mi proyecto personal que comenzó con el primer disco que se llamó ´Andem´ que fue editado en el 2011, fuimos viajando por lugares del interior del país y haciendo presentaciones por Capital y el Gran Buenos Aires, hicimos dos giras a Brasil difundiendo nuestra música, hemos también tenido la posibilidad de compartir escenarios con el Chaqueño Palavecino y Antonio Tarragó Ros,quien nos apadrinó en un concierto que realizó el Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires en el año 2012/2013, ahí se empezó a ver la idea de presentar este segundo disco ´Puertos´, que ya es en un formato más grande porque todo el disco está grabado en formato de sesteto con trabajo de chelo, guitarra, violín, percusión y el acordeón; este en su mayoría tiene chamamé pero además, tiene otros temas que no lo son, como por ejemplo hay una especie de tango con Piazolla, un tema de música vasca con un invitado acordeonista de España, que ha ganado Grammys y ha tocado con todo el mundo."

Sin embargo, Crespo agregó "Si yo haría un disco 100 por ciento de chamamé, tampoco sería sincero, el chamamé me atrapó, es la música que amo y en la que encuentro el paño para expresar la paleta de emociones que uno tiene dentro pero yo también recibí otros sentidos de música, me aflora y es lo que quiere manifestar."

"Uno hace un disco sin pensar en que lo va a hacer de tal manera para que encuadre en tal lugar, por eso me tome la licencia de incorporar en el disco otros ritmos; en este disco también ha participado, Teresa Parodi, y fue una gran alegría y un privilegio estar con ella grabando un tema mío el cual se llama Tiempo", acotó.

Con respecto a sus próximas presentaciones, Crespo informó "el 18 de Junio tenemos una presentanción en la Usina del Arte en la Boca, es un auditorio muy lindo del Gobierno de la ciudad y justo cae el día del padre y para septiembre estamos planteando otra gira."

Hernán Crespo, con 40 años recordó, "mi familia no es del interior, pero si le ha gustado este genero musical, cuando era chico en mi casa se escuchaba el folclore argentino en general y chamamé y sobretodo recuerdo el disco de Tarrago Ros y Ariel Ramírez, hasta el día de hoy recuerdo esos discos que estaban sonando ahí en casa, de chico escuchaba esas cosa pero el rock y el jazz han pasado cerca mío" y luego continuó "el acordeón lo empece a tocar a los 14 o 15 años, jugando como un adolescente buscando un sonido con su instrumento porque al principio no tuve una formación formal con un profesor, fue de manera autodidáctica y empece a investigar porque la mano derecha como en el piano uno la maneja mas fácil y cuando tenia en la mano izquierda todos los botoncitos decía ¿y esto cómo será?, comencé a comparar los sonidos con la mano derecha y a descubrir el mapa de esa botonera para ver cómo estaban distribuidas las notas, cuando empecé a tocar y a jugar me empezaban a salir piezas rítmicas chamameceras que me llamaron la atención y ahí dije que lindo lo que sale de este instrumento y eso me llevó a escuchar y revolver esos discos que tenía en casa y a tratar de conseguir otros para ver de qué se trataba esa música y escuché los discos de Barboza y Spasiuk, descubrí a Cocomarola, Montiel, Isaco Abitbol, y de todos ellos puede sacar algo para poder aplicarlo en el acordeón propio."

Si bien, el ganador expresó que todavía no ha tenido la posibilidad de tocar en la provincia de Corrientes, este terminó diciendo "me encantaría cantar en Corrientes, he logrado mandar material no estuve ahí por no querer estar sino que he mandado material y no ha llegado a donde tenía que llegar y si de algo sirven estos premios es para darle mas visibilidad a los trabajos que uno hace y en ese caso para abrir puertas de festivales, poder tocar ahí sería hermoso."