Sidebar

 

En respuesta a la preocupación de la comunidad por reiterados accidentes de tránsito en el acceso Oeste a Curuzú Cuatiá, el Municipio instaló ayer un reductor de velocidad a pocos metros de la intersección de la Ruta Nacional 119.

Asimismo, tal como se informó, el Jefe comunal solicitó autorización a la Agencia Nacional de Seguridad Vial para instalar tres radares en la Ruta Nacional 119 -entre el kilómetro 26 y 38- para tratar de reducir los riesgos de siniestros viales.