Sidebar

 

Estos artistas callejeros muestran sus habilidades en las esquinas de los semáforos cuando estos se ponen en rojo, pero el 08 de junio, los vecinos llamaron a la policía quejándose de esta situación y estos, entonces, fueron desalojados.

Pablo Rodríguez, ex concejal había presentado un proyecto en relación a la presencia de estos artistas callejeros.

Rodríguez comento por Radiofmtotal a cerca del proyecto y dijo "en el momento que cree el proyecto se basaba en que los artistas callejeros y los trapitos sean contenidos por el Estado, en relación a lo social", a su vez insistió que "no es nada malo que estas personas hagan este trabajo y pidan colaboración a los ciudadanos pero también que "el problema es que por ejemplo en Corrientes hay uno que lava el parabrisas, otro tira las naranjas, otro golpea la ventanilla y en un descuido te roban algo". "Por ello se genera una sensación o situación de inseguridad, como también sucede en Buenos Aires con los trapitos".

Ademas destaco "hoy en día lo que se ve en Curuzù no es la misma situación que en Corrientes o Buenos Aires, pero en aquel entonces cuando se presento el proyecto se buscaba la prevención". "Como los artistas decidieron marcharse el proyecto no prospero".

Antes esta situación opino "lo que se puede hacer ante un caso como el sucedido el día 08 de junio es regularse la actividad de estos artistas, la policía solo actuó en base a edictos policiales que se relacionan con lo que es mendicidad en la vía publica".

Afirmo también que "esta cuestión conlleva a que se produzcan accidentes viales ya que el artista busca la moneda en los autos y el semáforo se coloca en verde y entonces los autos arrancan, pasan rápido y en muchos casos los terminan chocando".

Contando sobre varios casos similares resalto que en una ocasión "paso que a varios muchachos por sus peinados, forma de vestir y cara la policía invito a que se retiren ya que en la vía publica se drogaban o tomaban campamento en algún sitio valdìo".

"Debido a la economía esto se va a observar cada vez mas", aseguro y afirmo "es una actividad que técnicamente no esta permitido pero tampoco hay un control o registro de cuantas personas de esas características hay en la ciudad".

Finalizando contó que "otro caso es que había una familia y en ella un niño, por esto el gabinete de asistencia actuó pero no se puedo hacer nada ya que estos dijeron que era su estilo de vida". "El estado hace lo que esta a su alcance y siempre se habla con estas personas y se le dice que realicen lo que saben pero siempre y cuando no moleste a la sociedad, termino.