Sidebar

 


El subsecretario de Comercio y Defensa del Consumidor, Juan José Ahmai en exclusivo por Radiofmtotal dijo que hay un incremento del 40%; ahora en las distribuidoras costará en algunas $295 y en otras $300, antes estaba a $215.

Aunque este aumento del 40 por ciento en el precio del tubo de diez kilos fue sorpresivo para muchos, el funcionario comentó que “ya estaba programado, porque deviene de un acuerdo entre la Secretaría de Energía de la Nación con las empresas prestadoras del servicio”. “Nosotros fuimos notificados de ello los últimos días del año pasado, aún no tenía número de resolución o decreto, pero sabíamos que se iba a efectivizar en los primeros días hábiles de este año”, agregó.

En cuanto al costo actual de la garrafa, el funcionario dijo que “oscila entre los 295 y 300 pesos en la distribuidora; donde se encuentra sobreprecio es en el llamado delivery, es decir la entrega en domicilio de la garrafa”. En el caso de la venta en domicilio, argumentó que “allí suman otro tipo de costos”.

Cabe destacar que, hasta fines de 2018, el tubo costaba 215 pesos; desde esta semana el precio se disparó a 300 pesos en distribuidora.

“Más allá del aumento, desde el gobierno provincial se lleva adelante una campaña en toda la provincia de venta de garrafas a un precio módico, como forma de paliar este tipo de situaciones”, finalizó.