Sidebar

 

Luego de la aprobación y reciente reglamentación de la “Ley Justina”, sus padres no se rinden y presentaron un proyecto más ambicioso: la Casa Justina para trasplantados y familiares. Actualmente existen tres en construcción en el país, y quieren sumar a Corrientes a la lista.


Los padres de Justina Lo Cane continúan su trabajo en memoria de su hija. El pasado 4 de julio, el Congreso de la Nación aprobó la “Ley Justina”, que establece que todas las personas mayores de 18 son donantes de órganos a menos de que manifiesten expresamente lo contrario. La ley fue reglamentada el 7 de enero de este año.


Desde noviembre pasado vienen impulsando un nuevo proyecto llamado “Casa Justina”, que consiste en la creación de espacios en distintas ciudades del país, en el que todos aquellos que están relacionados con el mundo del trasplante, lo han estado o incluso aquellos que aún no lo están, puedan encontrar contención o darla, obtener información y capacitación.


Algunas de las casas ya están en construcción, como el caso de Las Heras, en la provincia de Mendoza. Otras provincias que han confirmado la construcción son Córdoba, Salta, Tucumán, San Juan, Santa Fe, Capital Federal y Buenos Aires.


“Queremos construir una Casa Justina en la provincia de Corrientes en 2019”, dijo Ezequiel Lo Cane, papá de Justina,en exclusivo con Radiofmtotal. “Si se cumplen todos los pasos, lo vamos a hacer y esperemos que el correntino nos acompañe en ese sueño que estamos llevando adelante”, agregó.


“El primer paso para poder lograrlo es hablar con el Estado, más precisamente el Gobernador y el Ministro de Salud, porque son ellos quienes deben habilitarnos y acercarnos para dar los primeros pasos y guiarnos con aquellas entidades que estén dispuestas a colaborar con el proyecto”, explicó.


“Lamentablemente, hoy trabajamos con muy poca gente, y nos gustaría avanzar más rápido en sumar provincias a la Casa Justina. Hoy hay tres casas en construcción, en total tenemos siete provincias confirmadas pero nos gustaría sumar a Corrientes”, indicó.


“Las condiciones están dadas, tenemos el proyecto general listo para presentarlo, lo único que nos resta es juntarnos con los representantes del Estado para avanzar. Además, les pedimos que nos acerquen a las empresas y asociaciones que estén dispuestas a colaborar con la construcción y mantenimiento de Casa Justina”, comentó.


¿Cómo funciona?


Casa Justina funcionará, básicamente, con el apoyo de la Asociación Civil “No Más Hambre”, que será la principal fuente de recursos, ya que brindará espacios en sus granjas y estará a cargo de la construcción, administración y logística del proyecto.


“La asociación cuenta con granjas en todo el país y puede brindar la logística, el conocimiento y las herramientas para que, algunas cuestiones como frutas, verduras y carne, puedan ser autoabastecidas. Además nos capacitarán para poder administrarnos de esta manera”, explicó Lo Cane.


“También contamos con apoyo de empresas privadas en cada una de las provincias que nos aportan dinero o insumos, ya sea para la construcción de la casa, o bien para su mantenimiento”, comentó.


Ya tienen diseñado un esquema de voluntariado, o de convocatoria a socios para poder generar los recursos y abonar los servicios, salarios, entre otras cosas.


Casa Justina estará abierta a todas aquellas personas ya sean trasplantadas, familiares o bien personas interesadas en conocer el mundo del trasplante. “Tendrá habitaciones, porque hay gente que no tiene dinero para pagar un hotel o un alquiler y aquí les ofreceremos un lugar gratuito donde quedarse; o bien hay personas que sólo necesitan ser escuchadas u orientadas en este camino”, manifestó.


“No pedimos ayuda del Estado, sólo queremos que ellos hagan de nexo en cada provincia con empresas y asociaciones que nos ayuden a construir y solventar la casa”, finalizó.