Sidebar

 

Este jueves, desde horas tempranas, se descargó sobre Curuzú Cuatiá más de cien milímetros de precipitaciones lo que provocó el desborde de arroyos que circundan la ciudad. Por esta razón el Municipio y otras instituciones, como Ejército, Bomberos, Policía y el Hospital, coordinaron un megaoperativo de asistencia a los daminificados por las fuertes lluvias.



Como siempre, la base central del operativo se instaló en el Centro Integrador Comunitario (CIC), donde se cocinó 800 litros de guiso, y mas de 300 litros de chocolate en horas de la mañana. Del mismo modo se trabajó por la tarde para asistir a los mas de 60 evacuados y a personas damnificadas que no querían salir de sus casas.

Varios móviles municipales y unidades del Ejercito Argentino, y otros vehículos de instituciones que asisten y ayudan, se desplegaron por distintas zonas proveyendo de comida a las personas anegadas de comida caliente.

Un gran equipo de colaboradores esta trabajando en el barrio Santa Rosa, uno de los barrios mas afectados, mientras que otras unidades se desplegaron por otros barrios, llegando hasta el paraje Sarandí.

El intendente y Jefe de Defensa Civil local, José Irigoyen, se encuentra recorriendo desde horas tempranas los puntos mas afectados y coordinando trabajos para paliar la situación.

De esta manera, la Municipalidad trabaja arduamente para mejorar la pésima situación por la que están atravesando los vecinos, articulando todos los medios a su alcance, y agradece a las instituciones que colaboran en esta tarea.