Sidebar

 

Por Radiofmtotal Juan Argentino Ramírez explicó la situación por la que está atravesando desde hace un tiempo. “Me presenté en varias de las obras importantes de la ciudad y siempre la UOCRA termina filtrando los nombres, y cuando trabajo por mi cuenta me paran la obra, me multan y no me dejan trabajar”, aseguró.

Ramírez contó que “tanto en la obra de la ruta, como la del centro oncológico, como ahora la de la red de gas domiciliario, en todos los casos las empresas me dicen que hable con UOCRA, y todas las veces filtran los nombres y no me permiten trabajar”.

“Soy afiliado y tengo mi libreta, cada vez que pedí trabajo en los últimos años, anotan mi nombre en la planilla pero nunca me dejan ingresar a la obra, mientras hay otras personas a las que las van cambiando de una obra a la otra por falta de gente”, comentó.

“No soy el único que lo sufre, hay mucha gente en Curuzú a la que le pasa lo mismo, nadie quiere hablar porque tienen miedo, pero yo me cansé y quiero que todos se enteren lo que está pasando en el gremio, quiero que vean cómo funciona el sistema, el negocio que hacen desde hace más de 10 años”, afirmó.

“Cuando hago obras particulares, casualmente me llega una inspección de la UOCRA y me paran la obra, me ponen una multa y no me dejan trabajar, lo han hecho varias veces, y yo tengo que vivir, tengo una familia que mantener, tenemos que parar la olla y llevar el plato de comida a nuestra casa, uno no quiere hacer cosas que no debe, pero así no se puede, si no te dejan trabajar y te persiguen todo el tiempo, no se puede” sentenció.