Sidebar

 

La ministra de Educación, Susana Benítez, denunció en conferencia de prensa que manifestante ingresaron “violentamente al Ministerio”, dijo que hay lastimados y que produjeron daños en la infraestructura del edificio. “Fue un acto de violencia”, cuestionó. Afirmó que denunciarán penalmente “a quién fue el convocante, que es Fernando Ramírez, del SUTECO”. Presente en el lugar, el ministro secretario General de la Gobernación, Juan Carlos Álvarez, brindó su apoyo a la funcionaria y dijo que “todo esto fue organizado y orquestado”.

La ministra de Educación de la Provincia, Susana Benítez, repudió este miércoles los hechos de violencia en la sede de la cartera que conduce, ubicada por La Rioja, durante una manifestación, y apuntó al dirigente sindical Fernando Ramírez, del Sindicato único de Trabajadores de la Educación de Corrientes (Suteco). “Realizaremos la denuncia penal correspondiente”, dijo.

En una conferencia de prensa, Benítez adjudicó “la responsabilidad” de los incidentes en el Ministerio de Educación a Ramírez, que “ingresó con violencia”. “No son los modos ni las formas”, consideró la funcionaria, que estuvo acompañada del ministro secretario general de la Gobernación, Juan Carlos Álvarez, y del subsecretario de Educación, Julio Navias.

“Hago culpable de este intento de copamiento al señor Fernando Ramírez y en breve se hará la denuncia correspondiente”, anunció Benítez sobre los incidentes, cuando organizaciones sociales y sindicatos llegaron hasta la sede de Educación y enfrentaron al personal de seguridad.

“Gran parte del Ministerio está roto y muchas personas fueron agredidas físicamente”, detalló.

En tanto, Álvarez dijo que hubo “un intento de tomar y usurpar” las instalaciones de la cartera educativa, ocasionado daños materiales, y consideró que los hechos tienen “trasfondo político”. “Atendemos a todos los movimientos sociales”, afirmó en declaraciones radiales.

Agrupaciones sociales y organizaciones sindicales marcharon por la ciudad en reclamo de asistencia alimentaria, trabajo y útiles escolares ante varios organismos oficiales. Cerca de las 9.30, manifestantes se instalaron frente a la Casa de Gobierno y la sede del Ministerio de Educación.

“Habíamos tenido una reunión con cuatro organizaciones. Se los atendió en forma pacífica. Llegaron, se les recibió petitorios y se retiraron. Minutos después, llegaron las personas movidas por un sindicato y por el señor Fernando Ramírez”, con la advertencia de que si no se los atendía “no se iban a mover de acá”, contó Benítez. “Este acto de violencia ha sido movido por parte de un sector del peronismo”, agregó.

“Fueron movidos políticamente, en una provincia donde estamos trabajando para construir la paz entre todos y es por eso que queremos que toda la provincia sepa cuál es la situación”, destacó la ministra.

Álvarez aclaró que hubo “dos grupos de manifestaciones. El primero entregó su petitorio y se retiró de manera pacífica”, dijo. El otro grupo protagonizó los incidentes. “Tuve que suspender una reunión que manteníamos con ellos en la Casa de Gobierno y vine a ser solidario con la única mujer y dama dentro del gabinete porque en esta provincia estamos acostumbrados a vivir en paz”, comentó.