Sidebar

 

Según estimaciones de los organizadores, alrededor de 30.000 personas pasaron por el corsódromo en estas cinco noches de desfile y show en la Avenida Bicentenario. En la noche de este sábado, el reinado de Momo se despidió de la ciudad de Curuzú Cuatiá hasta el año que viene, con una impronta impecable y un acompañamiento popular, pocas veces visto antes.



Para ir mejorando la organización del próximo año, y para que las agrupaciones conozcan con antelación el comienzo de la próxima edición de los corsos, el intendente municipal José Irigoyen, oficializó las fechas de los mismos para el 2020, y lo hizo a través de la resolución oficial 082, que comunica que las noches de carnaval serán el 18 y 25 de enero y el 1, 8 y 15 de febrero, más el duelo de baterías en el Anfiteatro “Quique Sorribes”, el viernes 7.

Los organizadores, tanto el Municipio de Curuzú Cuatiá como ALMA Producciones que viene acompañando la logística de los carnavales 2018 y 2019, estiman que al menos unas 30.000 personas pasaron por el sambódromo de la Avenida Bicentenario en las cinco noches de carnaval, sin tener en cuenta la gran cantidad que presenció el duelo de baterías que colmó la capacidad de la Plaza General Paz el domingo pasado.

Ahora, todos se van a tomar lo que queda de este mes para descansar y en marzo, comenzarán a trabajar en la planificación de la edición 2020, que según dicen, será con más mejoras que en estas dos ediciones exitosas, que contó con nuevas tribunas y palcos.

En la noche de este sábado, fue notable el ímpetu que todas las agrupaciones le pusieron a su paso por el sambódromo, como suele suceder en la última noche, los jurados Nicolás Repeto, Ana Brandanini y Nicolás Sandoval tuvieron que realizar una ardua tarea para evaluar el desempeño de las mismas, en una noche que fue memorable para muchos y en la que se agregaron dos bandas musicales, una para la apertura y otra para el cierre, tal es el caso de Grupo D´Moño y Ultracumbia, respectivamente.

En el palco oficial, todos los funcionarios del gabinete ejecutivo, encabezados por el Jefe Comunal más invitados especiales, disfrutaron de esta última noche, en la que el clima acompañó serenamente y sin amenazas de lluvia ni otra inestabilidad climática.

Los primeros en pasar por el sambódromo fue justamente, el Grupo D´Moño, para dejar el paso a la primera agrupación Pitogüé, que abrió la velada con el desfile de sus reinas históricas, personas reconocidas en el mundo del carnaval curuzucuateño y en la comunidad de nuestra ciudad. Rumbo a nada menos que 60 años de reinado, el amarillo y negro hizo temblar el sambódromo a su paso con sus coreografías y canciones tradicionales.

Más adelante, aparece en escena Tová Ra Angá, la roja y negra, también ovacionada por el público, que a estas alturas de la noche vivían como nunca el jolgorio y la fiesta del carnaval, presentando todas sus figuras y el séptimo arte.
Acto seguido, le tocó el turno a Emperatriz, que éste año presentó “Emperatriz Toda la Vida”, la comparsa del pueblo, que le puso un ritmo espectacular y contagiante al pueblo congregado en el sambódromo de la Avenida Bicentenario y finalmente fue Antifaz, con “La Leyenda del Hada y el Mago”, la que cerró esta edición 2019 de carnavales curuzucuateños.

Este domingo, se realizarán desde las 16 en Casa del Bicentenario, los escrutinios, y como suele suceder hay mucha expectativa al respecto por parte de los seguidores de las cuatro comparsas.

El evento fue transmitido en vivo a través de la cuenta oficial de Facebook del Municipio “Curuzú Cuatiá Municipalidad”, donde también están cargadas más de mil imágenes de toda la noche. También se transmitió por el canal de cable local.