Sidebar

 

Esta actividad, que funcionó, y muy bien, en el mundo durante los años 80 y 90, comenzó a reflotar en el último tiempo en todo el mundo. En Curuzú Cuatiá llegó de la mano de Renzo, un joven emprendedor que se animó a incursionar en este segmento.

Renzo Monferran, decidió comenzar con este emprendimiento, casi de casualidad. “Todo surgió en junio de 2017, cuando debíamos presentar un plan de negocio sobre una actividad en la carrera de Administración de Empresas, que se dicta en Curuzú Cuatiá”, recordó dijo por Radiofmtotal.

“Se me ocurrió hacer una encuesta acerca de las barberías en la ciudad, y las personas a las que consulte me contaron que nunca funcionó una barbería como tal en la ciudad, solamente recordaban a un señor de apellido Balmaceda, que tenía una peluquería y que, a pedido de algunos clientes, solía trabajar con el recorte de barba, pero su actividad principal era la de peluquería”, explicó.

Allí comenzó la aventura de Renzo, de incursionar en el segmento en la ciudad.

“Mi público es desde los 6 meses de vida hasta los 50 años aproximadamente, y en su mayoría son hombres, allí se muestra los distintos tipos de barba, cómo mantenerlos, y cómo trabajar sobre cada uno de ellos”, comentó.

“El estilo de las barberías de hoy es vintage, es decir, reflotar todas aquellas cosas que estaban de moda hace un tiempo, y ambientar el lugar así, con cosas de antes”, explicó.

“La Barbería”, que se encuentra en calle Gobernador Gómez al 665, es un emprendimiento local, de un joven con muchas ganas de progresar, y en un segmento que se ha puesto de moda no sólo en el país, sino en el mundo.