Sidebar

 

El titular de la Fiscalía General ante el Tribunal Oral Criminal Federal de Paraná, José Ignacio Candioti Puyol, solicitó penas de hasta doce años de prisión para los integrantes de una banda dedicada al narcotráfico en la provincia de Entre Ríos, a la que en marzo de 2017 se le habían secuestrado 253 kilos de marihuana, que habían partido de Curuzú Cuatiá. Entre los once imputados se encuentran empleados y funcionarios municipales, integrantes de la barrabrava de Patronato y un expolicía. En el juicio participa también el fiscal auxiliar Leandro Ardoy.

El Ministerio Público Fiscal , en su alegato, que la causa tuvo origen a partir de una investigación practicada en la ciudad entrerriana de Nogoyá por personal de la Delegación de Toxicología, ante la sospecha de que Diego Orcellet se dedicaba a la comercialización de estupefacientes al menudeo. Ante esa situación, se dispusieron tareas de vigilancia y la intervención de líneas telefónicas, que permitieron determinar que el acusado vivía en pareja con una mujer, Solange Romero, y que ambos desarrollaban en conjunto la venta de drogas.

Las diligencias en el domicilio corroboraron actividades compatibles con el comercio de estupefacientes, como la llegada y salida de numerosas personas que concurrían en diversos medios de transporte y permanecían durante pocos instantes en el lugar. También se determinó que la pareja contaba con la colaboración de otras personas, como Cesia Romero –hermana de Solange– y la estilista Emilse Godoy.

Siguiendo el curso de la investigación, se comprobó que Orcellet se abastecía a través de una persona radicada en Paraná, identificada como Hugo Ceola, ligado a su vez con la barrabrava del club de fútbol Patronato, y con asiduos contactos con uno de sus líderes, preso por homicidio. Además, se detectó que Ceola tendría su propio grupo dedicado a la comercialización, integrado por Carlos Bernini, titular del Área Arquitectura de la Municipalidad de Paraná, y Sergio Pross, empleado municipal.

Al avanzar en la cadena de proveedores, se constató que Ceola adquiría los estupefacientes a través de Esteban y Héctor Viggiano. A su vez, ambos hermanos eran abastecidos por un hombre domiciliado en la localidad correntina de Curuzú Cuatiá, Sergio Molina, quien además contaba con la colaboración del expolicía Juan de la Cruz Moreno para el transporte de droga.

A raíz de nuevas escuchas, se supo que el 7 de marzo de 2017 los hermanos Viggiano escoltarían un camión conducido por Moreno cargado con marihuana comprada a Molina, por lo que se allanaron los domicilios de todos los investigados, junto con un procedimiento en el cruce de las rutas 1 y 27.

Moreno eludió el control y se dio a la fuga a gran velocidad por más de 15 kilómetros, hasta que pudo ser detenido: se le incautó una credencial de la policía de Entre Ríos, más de 19.000 pesos en efectivo y un teléfono celular, mientras que en el interior del camión se hallaron 263 envoltorios de cinta de embalar tipo ladrillo con marihuana en su interior, con un peso total de 253 kilos.

Horacio y Héctor Viggiano fueron detenidos en una estación de servicios de la localidad de San José de Feliciano, y se les encontró abundante dinero en efectivo en pesos y en dólares y varios teléfonos celulares.

Al allanar el domicilio de Molina, un vendedor ambulante, en Curuzú Cuatiá, se secuestró una suma superior a los 100.000 pesos y, si bien no se hallaba presente en el momento, fue detenido a los quince días.


Fuente: Diario la Republica
http://diariolarepublica.com.ar/notix/noticia/11345/piden-hasta-12-aos-de-prisin-para-banda-narco-con-conexin-en-curuz-cuati---.html