Sidebar

 

El joven de 18 años está desaparecido hace más de un mes. Su mamá contó que en Concordia su hijo vivía con unos 25 jóvenes que también habían ido a la ciudad para trabajar. Está desesperada y pide máxima difusión.

Un joven correntino de 18 años vino a Entre Ríos a trabajar en la cosecha de arándanos y desapareció. No se sabe nada de él desde hace unos 41 días.

Andrea Soledad Franco es oriunda de la localidad correntina de Curuzú Cuatiá y se encuentra en Concordia para buscar a su hijo, llamado Diego Franco.

“Él vino a trabajar a Concordia en el mes de octubre, siempre nos comunicábamos, vivía en calle Rawson, cerca de los departamentos de calle Las Heras, en una casa que alquilaban con 25 pibes.

Ellos se separaron en la ruta y los otros chicos nunca llegaron a Corrientes. En la Policía no me dan respuestas, en la Cuarta me mandaron a otra comisaría y recién hoy (por ayer) pude hacer la denuncia”, dijo Soledad Franco.

Cuenta que el último contacto que tuvo con su hijo fue el 15 de febrero pasado. “Él no tenía teléfono y ese día fue la última vez que se contactó en las redes sociales, después no tuve más noticias de mi hijo”, señaló.

“Hablé con los familiares de los otros chicos y nadie sabe nada, a mí se me ocurren miles de cosas, como que se perdió, que tuvo un accidente. Esperemos que la Policía lo busque”, expresó.