Sidebar

 
 
Este miércoles 27 de marzo, será una fecha muy bien recordada por los vecinos del Barrio Villa Dolores, por el inicio de una obra muy anhelada por ellos y esperada durante muchos años.
 
Se trata nada menos que de la creación de una extensión de desagües cloacales, que en una primera instancia, van a cubrir unos 1700 metros de una nueva red que contará con una estación elevadora y según estimaciones de los expertos, en unos tres meses estará concluída.
 
El intendente municipal de Curuzú Cuatiá, José Irigoyen y miembros de su gabinete municipal, se presentaron en el barrio y junto a los vecinos del mismo, vieron con sus propios ojos el inicio de estas obras tan esperadas por esa popular barriada.
 
"No hay mucho para decir, las obras hablan por sí mismas", dijo el Jefe Comunal y acto seguido agradeció la presencia de los vecinos y de la prensa, manifestando que estas son obras que dejan en evidencia que las contribuciones de los vecinos vuelven en mejoras para los barrios.
 
Esta obra, vale recordar, se gestó a través de una gestión encarada por el Jefe Comunal con la empresa Aguas de Corrientes, mediante un convenio que comprende obras importantes no sólo para el Villa Dolores sino también para el Barrio Porteño.

Posteriormente el intendente visitó la planta de Aguas de Corrientes donde pudo apreciar las bombas que se van a utilizar para la estación elevadora que se instalará en el Villa Dolores.