Sidebar

 

Ayer arribó a Curuzú Cuatiá parte del equipamiento para poner en mar­cha el nosocomio. Dicen que su ins­talación demorará tres meses.

En la mañana de ayer, finalmente, arribaron a Curuzú Cuatiá los equipos de última generación desti­nados para el futuro Centro Oncológico Anna Rocca de Bonatti. Tres camiones de gran porte trasladaron los aparatos hasta el lugar, ubi­cado en un lote lindero al Hospital Fernando Irastor­za. La tecnología de punta fue importada de los Estados Unidos (EE.UU.) y Alemania, pero aun faltan más. En esta partida llegaron el mamó­grafo, el resonador y el PET CT (este último equipo es para realizar tomografías por emisión de positrones y es una técnica de medicina nuclear). En tanto, la insta­lación fue inmediata ya que los técnicos de Siemmens, que vinieron desde Alema­nia, ya iniciaron los trabajos para su puesta en funciona­miento. Estiman que la co­locación y puesta en marcha de los aparatos de última generación demorará tres meses.

En este contexto, desde el Gobierno Provincial garanti­zaron el trabajo en conjunto para la puesta en funciona­miento de este importante Centro de Oncología para la región. El secretario de la Comisión Directiva de la Fundación Anna Rocca de Bonatti, José Areta Nive­yro, confirmó a NORTE de Corrientes que “la inten­ción es poner en marcha el Centro este año. Tenemos como meta septiembre u octubre, ojalá lleguemos. Ahora están bajando los equipos que llegaron para el Centro Oncológico y ya comenzó la instalación, que llevará tres meses aproxi­madamente. La colocación está a cargo de los técnicos de Siemmens, que vinieron desde Alemania para eso”.

“Estamos siguiendo to­dos los pasos para la pronta puesta en marcha del Cen­tro en un trabajo conjunto con el Gobierno Provincial. Todas las semanas estamos en contacto con reuniones periódicas. Días atrás estuvo visitando el edificio gente de la ARN (Autoridad Re­gulatoria Nuclear) y pidió algunos cambios, los que ya se hicieron para avanzar con la puesta en funcionamiento del lugar”, resaltó el secre­tario de la nueva comisión directiva de la Fundación Oncológica Anna Rocca de Bonatti. En esta nueva ges­tión que tomó el mando de la Fundación los primeros días de marzo, Areta Nive­yro expresó: “Iniciamos la nueva etapa, la de la puesta en funcionamiento. Antes la Fundación tenía un fin más social, ahora tenemos que poner en marcha lo más pronto posible y estamos trabajando para eso”.

Al tiempo que aclaró: “Me informaron que ahora llegó el PET CT, el resonador y el mamógrafo. Todos los apa­ratos son marca Siemens, importados de los EE.UU. y de Alemania, aún faltan más por llegar, pero lo importan­te es que estamos avanzando día a día, pero es entendible que la gente se impaciente y exija su apertura ya”. Cabe recordar que esta semana se rumoreó en las redes so­ciales sobre la realización de una nueva marcha por el Centro Oncológico, pero no prosperó.s