Sidebar

 
 
En el marco de las actividades que se vienen desarrollando en el Municipio de Curuzú Cuatiá tendientes al tratamiento de residuos urbanos, tanto en PLAMARES, como en el proceso de saneamiento ambiental del basural a cielo abierto, días atrás se dio a conocer un informe técnico de la Unidad GIRSU (Gestión Integral de Residuos Urbanos), organismo dependiente del Ministerio de Planificación del Gobierno Provincial, en el que se recomienda arrojar hojas y ramas para aumentar la velocidad de la formación de materia orgánica y permitir la nivelación del predio.
 
En este sentido, el informe del GIRSU recomienda algunas cuestiones técnicas para desarrollar, como por ejemplo el “Programa de saneamiento de espacios”, que tiene como objetivo la recuperación ambiental y social de los predios utilizados para la disposición final de los RSU (Residuos Sólidos Urbanos), en este caso el basural a cielo abierto.
 
Las recomendaciones de la Unidad GIRSU, sugiere realizar allí fumigaciones y control de vectores; altimetría e identificación del predio; la utilización de restos, podas y verdes, ya que los mismos son utilizados para darle soporte estructural a los residuos que se encuentran actualmente; la nivelación y movimiento de los pilones y redistribución de las zonas expuestas de manera ordenada, y cubierta vegetal superficial, entre otros.
 
De esta forma, desde el Municipio se comunica que estas tareas de saneamiento ambiental del basural a cielo abierto, ya cerrado en cumplimiento de la Ley, ya comenzaron a realizarse, como el caso del confinamiento de pastos, restos de podas y ramas, que son trasladados de manera exclusiva por los recolectores hacia el predio, para aumentar la velocidad de la formación de materia orgánica y permitir la nivelación del predio.