Sidebar

 

Es una gran alegría poder compartir con ustedes este acto, en el que nos vemos cara a cara, en el que podemos compartir la alegría, con las familias, algunas que hace mucho tiempo esperan esta posibilidad de lograr el techo propio”. remarcó el Mandatario provincial.

Agregando: “como le decía al interventor del INVICO, Beglia, la vivienda, soluciona muchos problemas de las familias, las une, les genera nuevos desafíos, le otorga seguridad, en definitiva les cambia la vida, para mejor”.

Para luego expresar: “estas obras a la vez, generan una multiplicidad de oportunidades, para muchos sectores relacionados con la construcción, y especialmente se pueden concretar merced al esfuerzo de los trabajadores, que están acá y merecen nuestro aplauso, y sé que el deseo de ellos es mantener esta posibilidad de trabajar, y pasa eso y para darles la oportunidad a la mayor cantidad de correntinos de contar con su vivienda propia, seguimos gestionando con el gobierno nacional, nuevo planes de viviendas, y también nosotros desde la provincia generamos nuestras propias alternativas, tenemos alrededor de 20 mil inscriptos en el instituto o otros tanto por afuera, que no se anotan y no cumplen los trámites para tener la posibilidad de ser adjudicatarios, pero existen y son parte de una realidad, así este es un gran desafío que tenemos, que es de avanzar con mayores inversiones en la construcción de viviendas”.

Intendente Irigoyen y adjudicataria Sánchez

Al finalizar su intervención el mandatario sostuvo: “nosotros vamos a construir cincuenta viviendas más en Curuzú Cuatiá, y hemos presentado para que beneficie a los vecinos de Yagua Rincón de esta ciudad, el Plan Hábitat, que una inversión superior a los 150 millones de pesos, va a generar un cambio notable en la calidad de vida de los vecinos que viven ahí”.

En la ocasión previo al uso de la palabra por parte del mandatario provincial, hicieron lo propio la adjudicataria Matilde Sánchez y el intendente de la localidad José Irigoyen.

Matilde Sánchez, con mucho sentimiento destacó el significado de tener una vivienda propia, y las posibilidades que le generan a las familias para el futuro.

Por su parte Irigoyen destacó lo fundamental que significa para la ciudad ir trabajando para superar el déficit habitacional, y sobre todo “lo que significa para cada familia de Curuzú poder contar con la vivienda propia, las posibilidades que abren y como la calidad de vida mejora de un día para otro”. A la vez puso énfasis en destacar la gran cantidad de oportunidad que se generan a partir de la construcción de viviendas y como se generan múltiples actividades comerciales en su alrededor”.