Sidebar

 


El Senador Provincial Ricardo Colombi visitó el paraje Zarza Rincón, junto al Ministro de la Producción, Manuel García Olano, y fue acompañado por miembros del gabinete del Intendente José Irigoyen. Fue en el marco de la inauguración del tendido eléctrico de esta zona rural, donde los pobladores nunca contaron con este servicio.


 
15 familias ya cuentan con la red domiciliaria, haciendo uso de ella, y restarían otras 15 familias, a quienes el Municipio les facilitará la instalación. Esta posibilidad a la que acceden los lugareños, les brinda un abanico de posibilidades con la que no contaban hasta el momento como la televisión, el alumbrado, y artefactos eléctricos esenciales como heladeras, que les permitirá mejorar su calidad de vida.
 
El encargado de la empresa que se encuentra trabajando sobre el camino vecinal de acceso a La Verde, se comprometió ante una multitud de vecinos, a construirle el camino de acceso al paraje, de unos 13km de extensión.
 
Al mismo tiempo, la Secretaria de Economía y Finanzas de la Municipalidad de Curuzú Cuatiá, Sra. Verónica Espíndola, expresó el compromiso de facilitarle la instalación domiciliaria a las familias que restan conectarse al tendido eléctrico.
 
Esta zona de paraje Zarza Rincón, distante unos 90 kilómetros de la ciudad de Curuzú Cuatiá, se encuentra en la cuenca del río Corrientes, a pocos kilómetros de la margen Este del río, y entre al arroyo Ávalos, lugar donde predominan los malezales y palmeras yatay, sobre extensos arenales, vestigios de antiguos cauces de agua, y lomas de tierra rojiza, y que mantiene mayormente la morfología de los Estaros del Iberá.
 
Aun siendo una zona inhóspita, alejada de la ciudad, existen cientos de personas que viven el día a día en plena consonancia con la naturaleza, territorio curuzucuateño que alberga fauna autóctona como ciervos o virachos, biguás y más de trescientas especies de aves, con una vegetación casi virgen, convirtiéndolo en uno de los pocos lugares de Argentina con bajo grado de intervención antrópica, lugar donde desde el Municipio hacemos lo posible para que los sueños no queden truncos, llevándoles los mismos derechos que cualquier otro curuzucuateño.