Sidebar

 

La kinesióloga Silvia Pignataro manifestó por Radiofmtotal que los jubilados afiliados al PAMi al estar centralizados con los sanatorios privados tienen turnos distanciados, sin embargo, remarcó que, los kinesiólogos no tienen opción alguna de atender al afiliado.



A su vez, aseguró que la población de PAMI, es amplia y es por ello que los turnos se dan con mucha distancia. "Nosotros debemos realizar de buena manera un tratamiento de diez sesiones que es lo que marca el protocolo. Viene a ser como el antibiótico, el cual se toma tres días o siete por un protocolo a seguir; a la segunda pastilla te sentís mejor pero si no completas el tratamiento no estás en condiciones saludables de continuar tu vida", justificó.

Y fue lo anterior, lo que la conllevó a expresar su desacuerdo hacia los auxiliares de kinesiología, masajistas, entre otros. "Nosotros tenemos una profesión universitaria de cinco años, tenemos una responsabilidad absoluta sobre la practica a ejercer con un individuo; no cualquiera está capacitado para hacerlo" aseveró y luego ejemplificó "es lo mismo que hoy pami contrate a un médico para que haga una sutura o una operación de apendicitis; eso no existe, el médico no puede ser reemplazado, de la misma manera que no puede ser reemplazado el kinesiólogo porque para eso tenemos que cursar una carrera universitaria."

Por otro lado, Pignataro aseguró que PAMI, jamás les ha permitido cubrir dichas prestaciones, es decir jamás los ha contratados.

Para finalizar, recordó que una de las reglas del Ministerio de Salud sostiene que ningún consultorio o centro de estético puede funcionar sin un aval de un kinesiólogo, por lo tanto,  los que no lo tienen no pueden funcionar. "La gente se deja llevar por la magia, cree que entra al consultorio y sale esplendido y sin dolor pero no tiene en cuenta que hay un proceso de rehabilitación que lleva días; no existe una magia", concluyó.