Sidebar

 

Cada vez hay más comedores comunitarios en nuestra ciudad y día a día, crece la demanda de quienes más necesitan ayuda para cubrir sus necesidades de alimento. "Es muy fuerte tener que llevar a los chicos a un comedor común porque un hijo que no puede compartir la mesa con su familia está impotente”. “Hoy hay miles de niños que ven un país que no les presenta ninguna posibilidad de futuro y lo peor que puede pasar es que el tema se vaya naturalizando. Los merenderos, como un espacio para dar comida cumplen un rol en una crisis, pero no para el futuro. Son un signo de la crisis económica actual.  Por Pedro Giménez candidato a concejal Libres del Sur.