Sidebar

 

En el marco del Programa Nacional “La Experiencia Cuenta” que tiene como ente ejecutor en Corrientes al Ministerio de Desarrollo Social a cargo de Federico Moulia , se entregaron donaciones al Hogar de Ancianos “Adelina Ezcurra” el viernes pasado en la localidad de Curuzu Cuatia.



Alumnos de la capacitación en Cestería de Papel, Bordado en Cinta y Bijouterie que formaron parte del Programa Nacional “La experiencia cuenta” resolvieron realizar la actividad socio-comunitaria prevista en el proyecto con los abuelos internados en la residencia geriátrica curuzucuateña.

Bajo este objetivo la Coordinadora General del Programa Gómez Miriam , la Coordinadora Pedagógica Mercedes Malvido y los docentes que dictaron los talleres (adultos mayores especialistas en oficios) de Bijouterie Cabrera Beatriz y de Cestería con Papel Romero Ramona, junto con los alumnos del taller, reunieron los trabajos realizados en los mismos y los donaron a los abuelos.

Las manualidades donadas consistieron en carpetas individuales , servilletas y toallas de la clase de bordado, pulceras y collares de la clase de Bijouterie y apoya pava y fuentes realizado en Cestería de papel.

La entrega se realizo el día viernes 25 en el marco de una visita al Hogar ubicado en España 244, donde fueron recibidos por la directora de este lugar Angélica Bardezzi, donde residen aproximadamente unos 10 ancianos.

La Experiencia Cuenta es uno de los programas nacionales destinados a adultos mayores que se implemento en Corrientes a través del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia en convenio con la Dirección Nacional de políticas para adultos mayores dependiente de la Secretaria de Niñez Adolescencia y familia del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

El programa consistió en Talleres de Capacitación en oficios destinados a personas mayores de 18 años. Dictados por docentes adultos mayores a unos sesenta alumnos en bijouterie, bordado y cestería en papel durante cinco meses.

El programa tenía como finalidad empoderar la figura de los adultos mayores como transmisores de conocimientos, brindar una capacitación en oficios con salida laboral rápida a personas mayores de 18 años y un fin solidario, el de donar los trabajos realizados en clase.