Sidebar

 

Informe especial - AgenciaCuruzu:  Octavio Romero era suboficial 1° de la Prefectura Naval, Licenciado en Relaciones Públicas, dominaba el inglés y el portugués desapareció el 11 de junio de 2011 y apareció muerto seis días después en las aguas del Río de la Plata, a la altura de la ciudad bonaerense de Vicente López. El 8 de enero de 2013 en Comodoro Rivadavia Gonzalo Solari recibio  un tiro en el estómago perforándole varios órganos y el otro lo apuñaló en un brazo para tratar de sacarle su maletín. Se resistió al robo y murió tres horas después en el Hospital Regional.



Octavio Romero iIba a ser el primer uniformado gay en casarse. Su pareja, la familia, amigos y conocidos con el paso de los años sin el esclarecimiento siguen recorriendo tribunales pidiendo justicia por la muerte dudosa del Prefecturiano. Romero cuando recibió la noticia que se habría aprobado la ley del matrimonio igualitario solicito autorización a sus superiores para casarse con Gabriel Gersbach, la persona con quien llevaba varios años de convivencia. A los pocos días el prefecto Romero desapareció de su casa. Inmediatamente realizaron la denuncia correspondiente y a la semana su cadáver encontraron su cadáver, desnudo y golpeado, en las aguas del Río de la Plata, a la altura del partido de Vicente López Provincia de Buenos Aires. En el caso de Solari por motivos que se desconocen, una vez que salió de su departamento fue abordado en inmediaciones del edificio 24, situado sobre la calle Martín Fierro 950. Desde la Seccional Cuarta, que tomó intervención, informaron en su oportunidad que desconocían como fue atacado Solari cuando caminaba por ese sector que recibió el ataque y al momento de ser abordado estaba solo o acompañado. Tampoco se sabía cuántas personas lo abordaron debido a que hasta ahora no se tienen testigos del ataque armado. Solari recibió un impacto de bala de una pistola 9mm en el abdomen, el herido fue trasladado de urgencia a la guardia del Hospital Regional para ser atendido de inmediato por la gravedad del caso Desde un principio los agentes de investigación descartaron la hipótesis de robo debido a que el hombre no fue despojado de sus pertenencias, entre ellas su teléfono celular. Luego de varias horas de intervención quirúrgica se confirmo su fallecimiento. En ambos casos los familiares continúan recorriendo los pasillos de los tribunales para encontrar a los autores de los homicidios.