Sidebar

 

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) realizó su plenario regional en Corrientes y declaró el estado de alerta y movilización ante la posibilidad de la pérdida de puestos de trabajo desde diciembre.

Por tal motivo, se reunieron representantes gremiales del ámbito nacional, también del provincial y municipal de Corrientes. Entre ellos, delegados de ATE de los trabajadores estatales de Chaco, Misiones, Formosa, Entre Ríos y Santa Fe y uno de los referentes del sector, Walter Zamudio manifestó por Radiofmtotal, que el gobierno provincial alimenta el trabajo en negro pero que la preocupación en sí radica en los posibles despidos.A su vez, acotó que los trabajadores hasta ayer no habían cobrado su sueldo, el cual es de 5 o 6 mil pesos.“Plata hubo y va haber pasa que la están destinando en otros objetivos”, exclamó.También, sobre el trabajo en negro, fundamentó que la cuestión de éste es que no se van a poder a jubilar nunca.“El estado niega cubrirlo o adaptarlo en la reforma laboral, hay una negativa y una resistencia por parte del gobierno”, justificó.Incluso, aseguró que hay gente que no tiene alternativa, “en nuestra provincia nunca hubo y no hay políticas de desarrollos, vivimos de servicios”, añadió.“Esto es un desastre y por eso estamos trabajado”,sostuvo.En la misma línea, anunció que el 25 de Noviembre estarán convocando una jornada regional a la cual asistirán organizaciones sindicales y sociales con el fin de poder acordar un objetivo común y salir a frenar la política nacional y provincial.